jueves, 31 de mayo de 2012

El Artista


Poesía escrita y dedicada al artista que vive dentro de cada uno de nosotros.

Diseños y procesos.
Magia entrelazada.
Sucesiones y esperanzas.
El alma en su salsa.

Como el escultor que se proyecta,
en su obra se da cuenta,
que antes de esculpirla,
la libertad se revela.

Hacen latir sus corazones,
cuando el ritmo y la melodía,
palpiten por sus sensaciones.

Ver la belleza en un marco,
un mensaje a cada lado,
lleno de colores diversos,
la entrega de un entramado.

Proyectar en pantalla valores
y reconstruir con interpretaciones,
el conjunto de acciones y relaciones.

Las letras se reúnen,
en diálogos y poesías,
se arman y desarman,
se inspiran y se animan.

Las palabras edificar y construir,
se unen en el convivir,
para que la gente pueda,
entre otras cosas, compartir.

Se confrontan y se entrenan,
para elevar su espíritu más allá de esta tierra.

Darnos de beber, para florecer.

Mostrarnos sin hablar, que nuestro cuerpo puede transformar.

Observar en cada hoja, una nueva respiración que inspira hacia vos.

Líneas y formas se trasladan,
de la imaginación al papel y del papel de vuelta a la imaginación.
Conmueven a los espectadores
y hacen de las lágrimas una bendición.

Una sonrisa sostener,
y verla reflejar,
para que vuele y se mantenga,
por sobre todo lo demás.

Dar lo mejor para brillar el pastel,
y saciar de gracias por demostrar su ser.

Se mueven y viajan,
vuelan e incorporan,
se encuentran y se disuelven,
se distienden y se enrolan.

Imágenes que se capturan,
nuestras miradas se vislumbran,
las memorias que se recuerdan,
en vínculos que se amontonan.

Son los sanadores terrenales,
que curan y cuidan,
protegen y aconsejan,
previenen y respetan.

El arte del aprendizaje,
el pilar de la educación.
el habla y la escucha convergen,
lápiz y papel en su vocación.

Encender el motor del alma para
gratificar a los que te aman.

El arte del servir,
en cada mano conseguir,
la creatividad en su expediente,
en el amanecer sorprenderse.


El arte de vivir,
el arte de expandir,
el arte de convivir
y el arte en asistir.

El arte de ir,
el arte de venir,
el arte de comenzar,
el arte de terminar.

El arte en caricatura,
el arte en realidad,
el arte sin fisuras,
el arte con cicatriz.

El arte de caminar,
el arte de rimar,
el arte de escribir,
y el arte de reír.

El arte de observar,
el arte de interpretar,
el arte de ilusionar,
el arte de demostrar.

El arte de sellar,
el arte de dejar,
el arte de las huellas,
el arte de espiritualidad.

El arte de emocionar,
el arte de cantar,
el arte de danzar,
el arte de arriesgar.

El arte de romper,
el arte de unir,
el arte de afirmar,
el arte de separar.

El arte como idea,
el arte de palabra,
el arte de sensación,
el arte de pasión.

El arte proyectado,
el arte conmemorado,
el arte consensuado,
el arte congregado.

El arte de introspección,
el arte de expresar,
el arte de ensuciar,
el arte de imaginar.

El arte de las preguntas
El arte de frío,
el arte de calor,
fuego, agua y sol transforman el color.

El arte de conmocionar,
el arte de silenciar,
el arte de centrar,
el arte en dirección.

El arte del desapego,
el arte en movimiento,
el arte de apaciguar,
el arte sin saciar.

El arte de refugio,
el arte del motor,
el arte como modelo,
el arte de decorar.

El arte en la mesa,
el arte en el rincón,
el arte sobre el cielo,
tierra, viento, luna y sol.

El arte de descubrir,
el arte de continuar,
el arte de centrar,
el arte de modificar.

El arte de acariciar,
el arte de tartamudear,
el arte de hablar,
el arte de escuchar.

El arte de orientar,
el arte de sacudir,
el arte de encender,
el arte de confrontar.

El arte en papel,
el arte en las manos,
el arte en la cabeza,
el arte entusiasmado.

El arte de sembrar,
el arte de cosechar,
el arte de recibir,
el arte de dar.

El arte del valor,
el arte de la paz,
el arte de la virtud,
el arte de amar.

2 comentarios:

Maru dijo...

Valores proyectados en hojas digitales cobran vida, se trasladan como un compás hacia algún sitio de nuestra razón, produciendo variación, motorizando los sentidos archivados en el interior. Alineando alma mente y corazón.


Hermoso Mati.!

Matías Levin dijo...

Muchas gracias Maru!!! Muy lindo lo que me escribiste!